Archivo del Autor: paulinavaldez

Panorama General

La exclusión socio-económica, cultural y educativa que padecen los pueblos indígenas, son factores ocasionados por la reproducción de un sistema capitalista y opresor que ha repartido el capital (no solamente monetario, sino también de recursos naturales e intelectuales) solamente entre las “clases” o sectores más altos, dejando la riqueza en manos de unos cuantos y a la gran mayoría en el olvido. Ante la condición de marginación, pobreza, y la falta de oportunidades, los pueblos indígenas de México exigen y buscan estrategias para hacer cumplir sus derechos y tener una condición de vida digna y justa.

A raíz de esto y a sabiendas del gran impacto que el ámbito educativo puede tener en la formación de las personas y en la transformación de la realidad, ha surgido una corriente educativa que conocemos como Educación Intercultural, la cual trabaja por la recuperación, difusión, y valoración de los saberes culturales de los pueblos indígenas. Las bases de esta propuesta son la protección, preservación, fortalecimiento y difusión de las manifestaciones de la lengua, usos y costumbres, expresiones artísticas y tradiciones de las culturas, para la construcción de una nueva relación de los pueblos indígenas con el Estado y la sociedad, en el que el entendimiento entre ambas culturas nos lleve a relaciones de diálogo y dignidad.

Se propone llevar a cabo un conjunto de acciones que posibiliten un diálogo horizontal entre iguales, es decir, la aceptación de la diferencia y el enriquecimiento recíproco entre diferentes culturas, en un intercambio con total respeto y equidad; para que cada cultura, a través del diálogo no solamente de voz a voz, sino por medio del arte y la convivencia, se relacione con las demás culturas, las valore y decida libremente aceptar y adaptar elementos de otras, sin perder las particularidades de lo propio.

Algunos organismos que ya les dan reconocimiento oficial son: la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblos Indígenas y Tribales, la Convención de los derechos del Niños, la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, la Declaración Universal de Derechos Lingüísticos, entre otras más de las cuales es importante reconocer su labor por la inclusión y preservación de los pueblos indígenas en el mundo.

Es a partir de esta demanda educativa, que la educación intercultural bilingüe se propone como un modelo educativo que contribuye a mejorar la calidad de vida de estos pueblos. Sobre todo propone el trabajo por una ciudadanía sin exclusiones, por una cultura democrática y de igualdad, con respeto a los derechos colectivos y a las diferencias culturales. Busca una transformación, que los alumnos se conviertan en protagonistas conscientes y activos en la transformación de su realidad. Entiende a la educación como un medio para la paz y la dignidad, a través del respeto de lo propio y la tolerancia de lo ajeno. Es a principios del S. XXI que comienza a reconocerse, por lo menos en 17 países, el derecho de las poblaciones indígenas a recibir e impartir este tipo de educación.

Algunos datos que nos permiten comprender el panorama y la importancia de implementar un modelo educativo de esta índole en un país como México, son:

- En México, 15.7 millones de personas son consideradas indígenas, de las cuales 6.9 millones hablan alguna lengua indígena. El 54.7% de ellos hablan náhuatl, maya, mixteco, tzeltal y zapoteco, entre muchas otras lenguas; y el 15.9% de los hablantes indígenas no hablan español (INEGI, 2010).

-Hay 6, 695, 228 personas que hablan alguna lengua indígena, lo que representa 6% de la población nacional.

- El analfabetismo se observa al en el 27.3% de la población indígena de 15 años o más.

- La inasistencia a la escuela se observa en el 75.5% de indígenas de 15 años y más.

Es inevitable hablar del sistema educativo que tenemos en nuestro país, pues en su práctica no ha hecho más que reproducir un esquema de homogeneización desde que somos pequeños, nos ha hecho intolerantes a lo diferente. Por otra parte se encuentra el sistema productivo, pues ha dejado de lado los recursos humanos y económicos que poseen los pueblos indígenas. La situación no es que exista una diferencia cultural solamente, sino una que hay una marcada diferencia en las oportunidades y derechos de los que se goza.

Así como todas las anteriores, existen muchísimas estadísticas que dan cuenta de la situación que se vive en nuestro país en el ámbito del tejido social, especialmente en las relaciones entre los pueblos indígenas, el Estado y la sociedad civil. Desgraciadamente esto no se ha quedado en números, sino que ha traigo consigo consecuencias como la migración de estos grupo a la ciudad para dedicarse al comercio informal con la intensión de mejorar su calidad de vida; por lo tanto, la degradación de los principales elementos culturales que los conforman.

Principales actores e instituciones involucradas


Como causa principal de la degradación cultural y la pérdida de los saberes tradicionales encuentro la discriminación hacia los pueblos indígenas. Hablar de la discriminación es hablar de distinción o exclusión de una raza por su color, su origen, por su lengua. En este caso se desconocen la igualdad, los derechos humanos y las libertades políticas, económicas, sociales y culturales de este grupo de personas.

En nuestro país, a los grupos indígenas y a las minorías étnicas se les ven discriminados por medio de actitudes y acciones que los hacen sentir excluidos y marginados por una gran parte de la población que se siente superior por tener acceso a los derechos y oportunidades que estos grupos no han tenido. Por otra parte, el hecho de tener una apariencia física, lenguaje, cultura y tradiciones diferentes a la de la mayoría de la sociedad, son factores que han hecho que se les considere inferiores. Esta situación los ha llevado a la poca participación en la distribución de las ventajas de la cooperación social y provocada restricción de sus derechos, lo que los mantiene en cierta desventaja con respecto al resto de la sociedad. Históricamente no se les ha permitido formar parte de la construcción política, económica, social y cultural del país, lo que se traduce en prácticas e instituciones no incluyentes por parte del gobierno y de la sociedad civil.

En base a la lectura “Los pueblos indígenas de México” de Aldo González, podemos afirmar que no solo la sociedad civil es quien se ha encargado de discriminar a los pueblos indígenas excluyéndolos o no aceptándolos, sino que el mismo gobierno ha establecido políticas públicas en los ámbitos económicos y de desarrollo social que se caracterizan por uno, o más, de los siguientes puntos:

  • La falta de reconocimiento pleno de sus derechos colectivos y de consulta al efectuar las modificaciones a las leyes que los involucran.
  • La militarización y paramilitarización de las regiones indígenas del país.
  • La disminución de apoyos al sector rural, acompañado de la baja de precios a los productos del campo.
  • La prospección, saqueo y contaminación de los recursos naturales ubicados en sus tierras.
  • La agresión a sus formas de organización mediante planes y proyectos que implican la destrucción de las instituciones indígenas, sin permitir su participación en el diseño y operación de los mismos. (González, s.f.)

Los derechos sociales (educación, vivienda, salud, seguridad social, servicios básicos y alimentación) para este sector de la población también son violados a causa de la discriminación. De hecho, el 93.9% de la población indígena no cuenta con al menos uno de estos derechos, al menos ocho de cada diez mexicanos aseguran que sus derechos no han sido respetados por motivo de sus usos y costumbres, cultura, color de piel, apariencia física o situación económica (ENADIS, 2010).

Uno de estos derechos tiene que ver con la EDUCACIÓN, sobre todo una educación que esté diseñada en base al respeto y la conservación de los elementos culturales de los pueblos indígenas. Aunque existen escuelas, en muchas ocasiones los niños y jóvenes son discriminados a causa de su cultura. Otro fenómeno importante es la deserción escolar, y sobre todo la degradación de la lengua a causa de planes y programas educativos basados en la homogeneización de la cultura.

Creemos que el principal reto tanto del Estado, como de la sociedad civil, y los trabajadores de la educación, es apostarle a la conservación y difusión de los principales elementos culturales  y  saberes tradicionales de los pueblos indígenas de México. En tiempos como en los que vivimos ahora es de suma importancia recuperar y transmitir parte de las culturas indígenas de nuestro país porque a través de ellas es que expresan sus ideales de transformación para tener una sociedad más justa, más íntegra, más equilibrada.

La erradicación de la discriminación hacia los pueblos indígenas y la reconstrucción del tejido social a través de la inclusión por medio de la difusión de algunos de los saberes tradicionales de los grupos que habitan en nuestro estado, para que se conozcan, valoren y conserven sus rasgos culturales. Además de la creación de un espacio en donde se puedan transmitir y difundir conocimientos tradicionales para lograr el objetivo específico por medio de la convivencia y el intercambio cultural.

Enriquecer a los alumnos de origen indígena con el desarrollo de su lengua, para que de esta manera sea más el valor y entendimiento que le da a su propia cultura y cosmovisión, pero a la vez el aprendizaje del castellano como lengua compartida y de comunicación con la sociedad occidental. A través de la lengua es que pueden comprenderse muchas cosas sobre la propia identidad, pero el castellano permite ahora un diálogo de intercambios culturales entre las distintas partes.

Pero sobre todo es importante, más que la lengua, que los planes, contenidos y actividades educativos, estén adecuados al contexto en el que se trabaja y que sean de utilidad para la comunidad misma y su desarrollo. Es necesario RE-PENSAR la relación entre conocimiento, lengua, cultura, interculturalidad y diálogo horizontal.

Esto además de la importancia de desarrollar estrategias pedagógicas, capacitación docente, contenidos y didácticas, pautas de evaluación, y gestión escolar y educativa desde una visión social INTEGRAL, desde la DIVERSIDAD y la INTERCULTURALIDAD.

Finalmente, recuperamos para nosotras es urgente trascender el propio ámbito indígena para impregnar la educación de TODOS, de manera que todos tomemos conciencia, al menos, de la existencia de los indígenas, así como de sus particularidades y riquezas socioculturales

A través de esta experiencia descubrimos que la educación indígena nos sigue interesando porque las dos hemos tenido la oportunidad de estar más de cerca de las comunidades, y sabemos lo especial y rico que es este escenario. Nos interesa mucho seguir conociendo sobre la población indígena en México y sus procesos, pero definitivamente este es un campo laboral para el que hay que tener mucha vocación, pues hay que hacer una búsqueda profunda para encontrar un escenario dónde llevar a cabo la práctica educativa.

Nos quedamos con una espinita porque buscamos muchísimo, hasta el cansancio, nos acercamos a diferentes personas de diferentes ámbitos y realmente no pudieron ayudarnos mucho, pues es raro que existan este tipo de proyectos, sobre todo estando en una región que no es precisamente (oficialmente) indígena.

Quisimos asistir a una escuela donde se impartieran clases aquí en la Zona Metropolitana de Guadalajara, nos topamos con información de instituciones como la CEI (Comisión Estatal de Derechos Indígenas) donde nos platicaron que aquí en la zona metropolitano no existen escuelas indígenas. Para nosotras es un dato importante, porque sí hay población indígena habitando en dentro de la ZMG. Finalmente encontramos escenarios que son de carácter Privado, sobre todo relacionados con el ITESO y los Jesuitas, que bien se sabe de su gran labor en cuestión de derechos humanos.

Los datos encontrados en plataformas y bases de datos como el INEGI y el COEPO nos permiten encontrar información que nos sirve para realizar un análisis de la realidad en cuestión de la población indígena en México y en Jalisco, de la Educación Indígena Intercultural, de las escuelas y docentes que dedican su trabajo a la transmisión y conservación de los elementos culturales de los grupos indígenas y su diversidad.

En realidad hay poca información, logramos encontrar algunos datos a nivel nacional y algunas otras gráficas sobre las escuelas indígenas que hay en México. Notamos la dificultad para encontrar datos sobre educación media, media superior y superior, y esto nos hace preguntarnos qué es lo que pasará con los niños que asisten a las pocas escuelas de educación indígena.

Estar más en contacto con esta realidad, que finalmente fue dentro de escenarios de educación no formal, nos ayudó a tener un panorama más amplio sobre la situación actual de las comunidades indígenas en Jalisco, originarias o no del Estado, sobre todo en cuestión de educación, de la falta del cumplimiento a sus derechos y de oportunidades. Nos lleva a preguntarnos  cómo es que nos queremos desenvolver como profesionistas, qué es lo que queremos transformar y cómo vamos a lograrlo.

Concluimos que definitivamente en México, y en el estado de Jalisco, es necesario implementar de manera urgente un modelo de desarrollo y de cumplimiento de nuestros derechos, pero de igual manera se necesita que la sociedad mexicana esté dispuesta a participar de manera activa en la construcción de este cambio y debemos comprender que no podemos imponer a otras culturas ni tratar de ser homogéneos, sino saber convivir de la mejor manera a pesar de que creamos en cosas diferentes o nuestros estilos de vida puedan ser distintos.

Confiamos firmemente en que este tipo de proyectos son los que servirán para que los que confiamos en la locura de la autonomía y la resistencia contra el sistema, nos agarremos de ahí para hacer crecer esta ideología de la justicia y del cumplimiento de los derechos fundamentales.  De esta manera, recuperar el equilibrio y la armonía, revalorar los saberes tradicionales y la cultura de los pueblos; y aunque estemos en nuestra ciudad ya llena de edificios y de tráfico y de consumismo y puras cosas artificiales, podamos recuperar la calidad de vida para todos.

Aunque el estado debe proteger, respetar, promover y garantizar estos acuerdos para una mejor vida de los pueblos, todo esto también es tarea nuestra y empieza, por lo tanto, desde nosotros mismos y nuestro actuar.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

CDI. (s.f). Consulta sobre mecanismos para la protección de los conocimientos tradicionales, expresiones culturales, recursos naturales, biológicos y genéticos de los pueblos indígenas. CDI. En: http://www.cdi.gob.mx/index.php?option=com_docman&task=doc_details&gid=204

CDI. (s,f). Sistema de información e indicadores sobre la población indígena de México. CDI. En: http://www.cdi.gob.mx/index.php?option=com_content&view=category&id=38&Itemid=54

COEPO. (2010). La población indígena de Jalisco. Guadalajara. COEPO. En: http://coepo.app.jalisco.gob.mx/PDF/LibroDesarrollo/capitulo8.pdf


Gracias por Todo lo Aprendido – Reflexión Final

Esto ha llegado a su fin y ha sido más rápido de lo que pensamos, les confieso que estoy muy encariñada con el proyecto en el que he venido realizando mis prácticas y seguiré trabajando de manera voluntaria como parte de la organización. Ha sido poco tiempo, pero creo que los aprendizajes no se miden según la cantidad de cosas que ahora sabemos y entendemos, y que antes no; sino en lo profundo de cada experiencia y de cada aprendizaje, en lo mucho que va a servirnos todo esto cuando salgamos a la dura realidad que se vive allá afuera y sobre la que nuestro campo de trabajo es enorme.

Definitivamente creo que la manera en que me recibieron en el EAMI, la apertura para escuchar mis ideas y la confianza que me brindaron para llevarlas a cabo, fue determinante para mis acciones y aprendizajes. Pienso que esto marcó la pauta para involucrarme más en el proyecto, y por lo tanto sacarle muchos más  frutos a esta experiencia. Otra cosa que me ayudó a seguir aprendiendo sobre este tema es que realmente este tema me apasiona y es totalmente mi campo de trabajo, indispensable mencionar que todo esto no podría haber sucedido sin el apoyo de la coordinadora de LCE, quien me guió durante el proceso para poder tener una experiencia mucho más activa y enriquecedora.

Al principio fue difícil encontrar un escenario en donde pudiera realizar una participación desde el enfoque educativo, aunque para mí esto no fue más que una muestra de que el gobierno y el Estado poco han hecho para favorecer a la población indígena y sectores marginados del país. Por el contrario, la iniciativa privada se ha dedicado desde hace muchos años a apoyar, desde muchos enfoques y proyectos distintos, la lucha por los derechos humanos de los grupos oprimidos y la recuperación de los elementos identitarios de los pueblos indígenas.

DSCN9239

A fin de cuentas conseguí trabajar en un escenario relacionado con mi tema de interés y obtuve muchísimos aprendizajes; entre tantos está la fuerza que me permite permanecer en esta lucha por la justicia, en este camino de la solidaridad, en esta re-construcción del mundo. Aprendí del trabajo con la gente humilde y de la convivencia con los niños (que antes no soportaba), pero también me quedó claro que no puedo participar de un cambio ni transformar la realidad si no estoy preparada, si no estudio para hacerlo.

DSCN8353

Recupero algunas ideas de Bauman que se relacionan directamente con esta temática, porque creo que estamos tan inmersos en la rutina del día a día que pocas veces nos hemos detenido observar y mucho menos nos hemos preguntado qué es lo que está pasando y cuál es el origen de esas cosas… esos fenómenos que se encuentran en medio de la lucha entre los poderosos del sistema y la lucha por la dignidad humana.

Las estructuras e instituciones sociales, como lo dice Bauman “se están derritiendo”. Me doy cuenta de esto porque existe la incertidumbre de no saber qué va a pasar, de no poder resolver los problemas que se presentan en la cotidianidad; un ejemplo clarísimo en este caso es la situación que se vive en “La Ferro”, que está presente, que se sufre día con día, y que las autoridades responsables poco han hecho para cambiarla. Por otro lado creo que nosotros, la sociedad civil, somos los que decidimos el rumbo de México y si no somos lo suficientemente fuertes como para trabajar al mismo tiempo que exigimos, entonces esto no va a funcionar.

 ¿Dónde queda el compromiso por nuestro país y por nuestra propia gente? Creo que esto es lo que nos tiene aquí, por lo menos a mí me tiene aquí escribiendo estas palabras. Me encuentro en esa posición que Bauman menciona, soy parte del grupo de personas que creemos tener una sociedad incompleta y que el sentido de comunidad se ha perdido por muchos y diversos motivos. Hemos caído en el individualismo, en la única preocupación por nosotros mismos y nuestro bienestar, esto es lo que ha llevado a estas comunidades migrantes y pueblos indígenas a una situación de notable diferencia en cuanto a la calidad de vida, gozo de sus derechos y acceso a oportunidades, en comparación a la gran mayoría de la población.

Si algo aprendí es que vivimos en “un mundo donde nadie o casi nadie cree que cambiar la vida de los otros sea importante para la propia vida”, pero HAY QUE TRANSFORMAR ESA IDEA, hacernos conscientes de los vínculos humanos tan fuertes que podemos construir para mejorar la comunidad, la ciudad, el país, el mundo en que habitamos. Hay que construir, entre todos, más corazones y talentos HUMANOS en lugar de más “desperdicios humanos” porque eso son para los grandes y poderosos, pero nosotros podemos demostrarles que todos esos niños y jóvenes que habitan en las calles, son grandes y lo serán aún más, pero necesitan ser tomados en cuenta como todos los demás.

Retomo también a Chomsky quien nos habla sobre la deseducación, pues creo que en gran parte la situación actual es resultado de este sistema. En los últimos años no hemos hecho más que darle vida a un esquema homogeneizante y adoctrinador, que impide el pensamiento crítico e independiente y mantiene estáticas las estructuras de poder y autoridad. La educación de hoy en día poco nos enseña a pensar, a desafiar y cuestionar, a ir más allá. Veo esto en la sociedad en la que me desenvuelvo, una sociedad que después de años de opresión sigue sin despertar y juzgando de locos a los que han decidido oponerse y retar al sistema para crear algo distinto.

Ya por último, rescato la importancia de fomentar una educación que desarrollo el pensamiento activo, creativo e independiente de los niños, jóvenes y adultos. Hago énfasis en la importancia de formar personas capaces de explorar y DESAFIAR LA REALIDAD porque eso es lo que nos llevará a una verdadera transformación social, en que los individuos estemos capacitados para enfrentarnos a lo que viene y mejorar en cada aspecto de nuestros sistemas y estructuras individuales y colectivas, desde lo más profundo.

No me despido sin antes recordar lo que Touraine nos dice acerca de la importancia de la diversidad y de respetar las diferencias, definitivamente no imagino este mundo si todos fuéramos iguales; nada tendría sentido porque la convivencia diaria sería en vano si fuera con personas iguales a nosotros, no habría nada que cambiar porque no tendríamos un punto de referencia o de comparación para hacerlo. Apoyo, defiendo y lucho por la diversidad y la equidad, por la posibilidad de entablar un diálogo intercultural a través del cual podamos compartir lo que somos. Es por esto que estoy a favor de la preservación de los elementos culturales y la lengua de los pueblos indígenas de México (vivan en donde vivan), porque la diversidad es vida y conocimiento para todos.

DSCN6264

Doy gracias por la oportunidad de vivir esta experiencia que me ha llenado de aprendizajes y de ganas de seguir estudiando y trabajando, termino este semestre segura de que hay muchas cosas que hacer todavía y esto me impulsa a seguir adelante en el camino de la educación. Creo que somos afortunadas de que nos hayan abierto las puertas en todos estos lugares, pues pocas son las personas que tenemos la oportunidad de conocer tantas realidades y compartirlas entre nosotras.

DSCN6271

Les juro que me llevo mucho más de  lo que está aquí plasmado…


Mi segunda experiencia, tengan por seguro que no la última…

Acabo de llegar de mi actividad de prácticas del día de hoy y estoy muy contenta porque viví algo totalmente diferente a lo que había vivido en las ocasiones anteriores.

Como les había platicado antes, el EAMI (Equipo de Apoyo a Migrantes Indígenas) trabajo con indígenas mixtecos en la colonia Ferrocarril, pero también con indígenas Purépechas en una colonia que se llama la Noria.

Uno de nuestros objetivos es que las comunidades con las que trabajamos aprendan sobre la interculturalidad y lo que es mantener un dialogo horizontal, de respeto, pero también de compartir, con otras culturas. Con el afán de propiciar un encuentro entre dos culturas, el EAMI ha estado trabajando para tener espacio de convivencia entre ambas comunidades, y hoy se logró observar un poco de eso dentro del marco de las fiestas patronales de la Noria, en donde ambas comunidades dialogaron y mostraron la esencia de sus culturas.

n4n6

Fue algo muy especial para la vida de cada uno de los que participaron ahí, aunque no hubo un diseño de material estrictamente educativo, la planeación de la fiesta (la cual duró una semana) en colaboración con los mayordomos y gente de la comunidad, fue nuestro trabajo durante las últimas semanas. En si nuestro trabajo fue diseñar un espacio de encuentro propicio para el diálogo intercultural, un lugar en el que se vieran reflejado los elementos culturales más importantes de la identidad Purépecha, pues estar en la ciudad y en un ambiente que poco fomenta la comunalidad y el orgullo de ser indígena, es muy fácil olvidarse de sus raíces.

n10n9

La fiesta patronal dedicada a Santa Cecilia, la santa de los músicos, fue el pretexto para construir este espacio en que dos comunidades indígenas y una occidental tuvimos la oportunidad de compartir lo que somos y en lo que creemos. De verdad fue una experiencia muy gratificante, pues el darte cuenta de todo el empeño que pone la comunidad para festejar a su santa patrona es impresionante, “avientan la casa por la ventana”; música, tamales, atole, concurso de reinas, juegos mecánicos, misa, cerveza, baile y sobre todo mucha tradición, fue lo que caracterizó a esta gran fiesta.

n3

Quiero decirles que aunque parece algo muy sencillo no lo fue, pues unir a dos o más culturas en un mismo espacio siempre es complicado, hay que preparar a la gente, sobre todo a las comunidades indígenas, para que no tengan miedo ni pena de mostrar lo que son. Creo que el encuentro fue muy exitoso, pues aunque costó trabajo se logró lo que buscábamos, que era compartir el espacio y la identidad, porque ahora ya saben que son dos comunidades que no están solas y perdidas en esta gran ciudad, y que juntas pueden lograr grandes cosas.

n2

De la mano de esto viene otra experiencia que viví también el día de ayer, sobre esta importancia de cómo el compartir con otras personas influye muchísimo en nuestra formación como seres sociales, responsables y críticos de nuestras acciones y de cómo se reflejan en la realidad que vivimos. El día de ayer celebramos en el Bachillerato Pedro Arrupe (donde trabajo oficialmente), el día de Pedro Arrupe, para esto llevábamos preparándonos varias semanas y a mí me tocó organizar los talleres.

p2p3

El objetivo de este taller era que las familias pudieran convivir al mismo tiempo que realizaban una actividad artística y creativa, pero para esta actividad no nos hizo falta el presupuesto pues la intención era reciclar objetos de uso diario que ya no servían y transformarlos en algo útil, o sea no crear basura con basura, sino crear algo de mucha utilidad con algo que ya no la tenía. Para ello planeé dos talleres: Alcancías y Títeres.

p6p1

Las alcancía se realizaron con botellas de refresco que los mismos alumnos fueron recolectando poco a poco, y los títeres con calcetines con hoyitos, manchados o sin par que estaban por tirarse a la basura. Fue todo un éxito, no se imaginan lo feliz que la pasaron las familias, convivieron muchísimo y definitivamente pasaron un buen rato. Antes de esto se celebró una misa, y después se compartieron los alimentos que cada familia de los alumnos había traído para compartir.

t5t8

Les comparto algunas fotografías de esta experiencia, definitivamente el día de ayer estuvo lleno de aprendizajes y es una práctica educativa que tal vez no es “formal” ni sigue un protocolo o un programa, pero que definitivamente va marcando la formación de todos los que participan de este tipo de espacios, incluyéndome a mí. Esto lo digo por la experiencia que viví en ambos escenarios, en La Noria que es donde realizo mis prácticas para la materia, y en el Bachillerato que es donde trabajo oficialmente,  porque en ambas definitivamente estoy aportando desde el punto de vista de la Licenciatura, pero sobre todo estoy “practicando” para en un futuro enfrentar la realidad profesional.


Próxima publicación…

Hola a todos! quería platicarles que no he subido ninguna entrada porque este domingo no hubo actividad en butaca-banqueta, todos nos estamos preparando para la fiesta comunitaria del próximo fin de semana, así que espero estar escribiéndoles este Domingo en la noche ya que regrese de allá. Siendo así, les podré platicar de manera más detallada nuestro trabajo y sobre esta tradición tan importante para la comunidad.

GRACIAS!


Pequeños pasos de Guerrero Dragón…

Hola a todos!

Hoy Lunes les comparto la experiencia del día de ayer en La Ferro, resultado de días de pensar, replantear, estudiar y elaborar una planeación más detallada para el proyecto de “Butaca-Banqueta” en el que realizo mis prácticas.

Como les había platicado en la publicación anterior, el EAMI (Equipo de Apoyo a Migrantes Indígenas) está pasando por una etapa de re-estructuración que tiene como intención hacer los ajustes necesarios para darle más solidez a nuestro trabajo y a la organización como tal. Esta etapa ha consistido, en gran parte, en hacer un alto en el camino para preguntarnos qué es lo que queremos lograr a través de los proyectos que tenemos, y de qué manera lograremos nuestros objetivos.

Ha sido una experiencia muy padre, pues llegué justo en el momento indicado en el que mis ideas y aportaciones son tomadas en cuenta, sobre todo por el hecho de ser estudiante de Ciencias de la Educación y tener esta visión muy humanista e integral del aprendizaje y el desarrollo de las personas, hablando de que estos no solamente se dan en el aula, sino en cada uno de los espacios de convivencia que vamos construyendo en nuestro entorno.

Los primeros días de trabajo fueron de juntas con el encargado de “Butaca-Banqueta”, estuvimos horas dialogando sobre nuestra pequeña misión y sobre cuáles son los caminos que podemos tomar para lograrla. Nunca imaginé que fuera tan complicado querer poner una idea tan grande en papel, además cuando tienes que trabajar en equipo es muy interesante ponerse de acuerdo hasta en el significado de las palabras.

1456791_10153483004760486_273153791_n

Edi (el encargado del proyecto) y yo, nos dimos cuenta de la necesidad de “Butaca-Banqueta” de darle solidez y un verdadero sentido a lo que hacemos, queríamos darle un giro al simple hecho de ver una película en Domingo. Decidimos que lo que queremos es construir un espacio, junto con los niños, en el que a través de actividades recreativas y artísticas, ellos dialoguen y reflexionen sobre cosas que son importantes y que van ligadas con el fortalecimiento de la identidad y el sentido comunitario.

Es muy complejo, más de lo que pensamos. Si fue difícil ponerlo en palabras, es el doble o triple llevarlo a la acción. Creo que es aquí donde entra el trabajo de una educóloga, pues estarán de acuerdo conmigo que este objetivo está directamente relacionado con nuestra labor. Entonces a partir de esto tomé mi asesoría con Claudia, la cual fue indispensable para empezar a dar los pequeños pasitos del cambio.

El Domingo anterior a este vimos la película de Kung Fu Panda, quienes la han visto saben que es una película a partir de la cual podemos fomentar la reflexión. Creímos que recuperarla con los niños era de suma importancia. Para esto, estuve revisando documentos y artículos que hablan sobre dinámicas de autoconocimiento y autoestima para niños, aunque ustedes saben que los niños no son “mi mero mole” creo que empieza a gustarme.

KUNG FU PANDA

Ayer, ya teniendo planeada la actividad, llegamos a La Ferro y reunimos a todos los niños, les explicamos que haríamos una actividad diferente, al principio se decepcionaron un poco pero cuando les dijimos que íbamos a dibujar se pusieron muy contentos. Entonces los reunimos a todos en la pequeña capilla (que es donde está un poco más iluminado), les preguntamos si se acordaban de la película y del “Guerrero Dragón”, claro que todos gritaron que SIIII! A partir de esto los invitamos a que dibujaran varias cosas: lo que más les gustara de todo, algo para lo que fueran muy buenos, y/o su sueño más grande.

eam2f1 eam3

Después todos compartieron sus dibujos y nos dijeron por qué habían dibujado eso. Coincidió, en la mayoría de los casos que esas tres cosas se unían en una sola. Entonces juntos descubrimos que la receta secreta para seguir disfrutando de lo que nos gusta y alcanzar nuestros sueños (me incluyo totalmente) no está en nadie más, sino en nosotros mismos, y que hay que seguir jugando, practicando, luchando para seguir siendo Guerreros Dragones.

Todos felices y emocionados, terminaron la noche con una “cascarita” de fut, una pasión de la gran mayoría.

eam1

Estoy segura de que esta actividad va despertando en ellos algo especial, les juro que para nosotros es muy común hacer este tipo de actividades y que nuestros papás nos pregunten sobre las cosas que nos gustan o que nos gustaría hacer en un futuro. Pero el contexto de estos niños es distinto y tanto ellos como sus padres están tan preocupados por satisfacer siquiera las necesidades básicas, que pensar en uno mismo y en los demás, en las ganas y en los sueños, casi pasa a segundo plano.

Recupero esta primera experiencia porque me ha dado muchos aprendizajes, primero rescato la importancia del trabajo en equipo, de plasmar ideas, de trabajar en la organización para poder llevar al escenario un proyecto bien planeado del que se obtengan verdaderos frutos. Pero también aprendo del trabajo de buscar y encontrar formas de llegar al pensamiento y corazón de los niños para que algo se mueva dentro de ellos, se sientan felices y especiales, porque les podrán quitar TODOS sus demás derechos, pero esos NUNCA. Me llena muchísimo esta experiencia, desde lo profesional y lo personal, vamos dando pasos pequeños pero firmes.

flor


“La Ferro”

Justo voy llegando de “La ferro” y quiero platicarles que estoy muy contenta, es un lugar muy especial y estoy segura que a todas las encantaría. Les platicaré un poco sobre este lugar que es una cosa diminuta e inimaginable dentro de esta inmensa ciudad.

La colonia Ferrocarril es una colonia muy antigua de Guadalajara, desde aquellos tiempos en que se usaba el tren como transporte turístico se le nombró así, pues la estación estaba ubicada en esta zona. Hoy que mi mamá y mi tía me llevaban recordaron su infancia y las veces que viajaban de aquí a Sonora en el tren. Creo que nosotros no nos ubicamos mucho por aquel lado y hasta podrá parecer lejos, pero en aquellos tiempos la verdad es que era muy céntrico. A continuación les adjunto un mapa para que se ubiquen.

 mapa ferro

Aún a pesar del auge que tuvo en aquellos años, hoy, “la ferro” es una de las colonias más marginadas dentro de la ZMG (zona metropolitana de Guadalajara). En general, el índice de pobreza de la zona es alto, y las familias que habitan ahí no cuentan con los servicios públicos básicos. La falta de oportunidades de este sector de la población, como le hecho de que el acceso a la educación sea limitado por su condición, o hasta la falta de luz en la colonia, han desencadenado una serie de hechos violentos en distintos aspectos, que cada vez dificultan más a convivencia de las comunidades ahí asentadas.

Esta colonia es grande, pero está dividida en pequeñas comunidades como la “Indígena”, “Intermodal”, “Casetas”, y algunas otras. De parte del EAMI, nosotros trabajamos con una comunidad mixteca, proveniente de distintos pueblos de esta región de Oaxaca. En el mapa que les puse arriba pueden ver una línea roja dentro del cuadro que dibujé, esa es la calle Ganso en la cual viven aproximadamente 500 mixtecos que se han visto en la necesidad de migrar a la ciudad en la búsqueda de mejores condiciones de vida para ellos y sus familias.

ganso ferro

Entrando por esa calle donde está el letrero de alto, la que se ve que cada vez se hace más estrecha y en la que se dejan de ver las construcciones de doble altura, ahí viven estas familias de viejos, jóvenes y niños, que diariamente salen a los puntos más concurridos de la ciudad para vender sus artesanías o realizar algún tipo de trabajo que sea “bien pagado” para por lo menos “sacar lo del día”.

La problemática que aquí se vive es compleja, pues no solamente es la falta de dinero y de recursos económicos, sino los riesgos que la marginalidad trae consigo. En la ferro la violencia y el uso de drogas son cada vez más latentes, la gente tiene miedo a salir de sus casas, solo salen a trabajar y regresan a descansar. Esto ocasionó que la convivencia y el sentido de comunidad se fueran degradando poco a poco.

La misión del programa “Butaca-Banqueta” es construir un espacio que genere la convivencia y el diálogo entre los niños y niñas, mediante actividades lúdico-recreativas, artísticas y culturales. Con esto buscamos que se despierte la reflexión y la conciencia crítica para fortalecer el sentido comunitario, y la identidad colectiva en la colonia.

Actualmente nos encontramos en un proceso de re-estructuración, queremos ir más allá de la proyección de películas, implementaremos distintas actividades que sean de apoyo para el desarrollo integral de los niños. Sobre todo que recuperen su espacio, que es la calle, la banqueta de sus casas, para jugar y aprender junto con otros niños de manera sana.

A los niños les encanta, cuando llegamos corren felices a preguntarnos si va a haber “peli”, “picula” o película, y corren a avisar a sus amigos para verla todos juntos. Van a comprar sus “salchi-tacos” o sus papitas, algunas mamás hasta mandan botes con palomitas para todos, y poco a poco jóvenes y adultos se van acercando a este espacio. Cada noche compartimos con unos 25 o 30 niños de todas las edades.

ferro2

Al final se recupera con preguntas que hacen pensar más allá de quedarse con una idea general de la película, se busca despertar cosas en las que esos niños no piensan comúnmente, porque nadie, nunca, se las pregunta. Contestan emocionados, todos gritan sus respuestas y quieren ser escuchados…

Los invito a que imaginen este relato, sientan que están ahí, que respiran ese aire de comunidad que ha llegado desde Oaxaca hasta acá; que imaginen el olor a platillos deliciosos, porque llegamos casi a la hora de la cena; escuchen las risas y las pláticas entre mixteco y español; el sonido de la música grabada o de las guitarras y flautas que algunos practican en sus tiempos de descanso; la alegría de esta gente que ha traído a esta gran ciudad su esencia cultural; y que aún a pesar de todas las hostilidades que viven aquí, siempre están dispuestos a recibirnos y a invitarnos a sus casas para compartir con nosotros todo lo que son.

Así se siente la ferro…

Les comparto la página del EAMI, por si alguien está interesada en conocer otros proyectos o actividades que se llevan a cabo actualmente con indígenas migrantes en la ZMG.  http://eamisj.org/